Cátedra de Filosofía del Derecho

Tuesday, October 10, 2006

DEBIL JURÍDICO EN EL AMBITO DEL DERECHO DEL TRABAJO

Antonieta Núñez Olave
Filosofía del Derecho
Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales
Universidad de Concepción


INTRODUCCIÓN

Los temas jurídicos que se relacionan con la filosofía son, en general, difíciles de abordar, principalmente porque enfocarlos desde una perspectiva adecuada es dificultoso.

La justicia, la equidad, la moral, la igualdad son valores que, pese a ser duramente criticados por algunos estudiosos1, se relacionan íntimamente con el campo del derecho; la búsqueda de un equilibrio en las relaciones jurídicas ha llevado a la creación de conceptos modernos, dentro de los cuales está el concepto de “débil jurídico” o “parte más débil de la relación”.

En el presente trabajo, tiene por finalidad ilustrar someramente el surgimiento del concepto de “débil jurídico” (el cual no solo es propio del derecho del trabajo) o “parte más débil de la relación” y, principalmente, analizar las consecuencias de la aplicación del principio protector en el ámbito del derecho del trabajo actual.

Importante será la opinión doctrinaria de diversos autores que muchas veces se encuentran en una postura totalmente opuesta frente al tema, dentro de esto analizaremos la opinión tanto de autores nacionales como de la doctrina extranjera.

La jurisprudencia de nuestros tribunales de justicia también estará presente, como uno de los mejores reflejos de este principio.

Y, por supuesto, no debemos olvidar la relación de nuestro tema con conceptos filosóficos, en este caso con la equidad la igualdad y la justicia, los cuales también serán analizados pero sin entrar a un estudio profundo de los mismos.

Los trabajadores hoy en día cuentan con mayores y mejores herramientas para lograr la protección de sus derechos, para lograr la realización de los valores equidad, justicia e igualdad, una de éstas es el objeto de este trabajo, e permito citar antes de comenzar la lectura del mismo a Ronald Dworkin2 quien en su obra “Los derechos en serio” señaló “Cualquiera que declare que se toma los derechos en serio, y que elogie a nuestro Gobierno por respetarlos, debe tener alguna idea de qué es ese algo. Debe aceptar; como mínimo, una o dos ideas importantes. La primera es la idea, vaga pero poderosa, de la dignidad humana. Esta idea, asociada con Kant, pero que defienden filósofos de diferentes escuelas, supone que hay maneras de tratar a un hombre que son incongruentes con el hecho de reconocerlo cabalmente como miembro de la comunidad humana, y sostiene que un tratamiento tal es profundamente injusto.”3.

I PARTE MAS DEBIL DE LA RELACION O DEBIL JURÍDICO: SURGIMIENTO DEL CONCEPTO , MANIFESTACION DEL MISMO Y CONSAGRACIÓN EN DERECHO POSITIVO


1. ANTECEDENTES

El trabajo4 nace por la necesidad intrínseca de evolución y desarrollo del hombre, tanto para el surgimiento de su familia y el suyo propio.

El trabajo es considerado como un factor de producción que supone el intercambio de bienes y servicios para la satisfacción de las necesidades humanas, este hecho social crea la necesidad de regulación y es por ello que surge dentro del Derecho la rama del Derecho del Trabajo que no es mas que el conjunto de normas de orden público que regulan las relaciones jurídicas que tienen por causa el trabajo como hecho social y que por gozar de un sistema homogéneo de estas normas, además de un sistema administrativo y judicial propio lo hacen ser autónomo de las demás ramas, claro está que relacionándose con ellas.

Según Rafael Alfonso Guzmán el Derecho del Trabajo “es el conjunto de preceptos de orden público regulador de las relaciones jurídicas que tienen por causa el trabajo por cuenta y bajo la dependencia ajena con objeto de garantizar a quien lo ejecuta su pleno desarrollo como persona humana y a la comunidad la efectiva integración del individuo en el cuerpo social y la regulación de los conflictos entre los sujetos de esas relaciones”.

Rafael Caldera lo resume como “el conjunto de normas jurídicas que regulan al trabajo como hecho social”.

En cuanto a su contenido comprende dos aspectos:

- Sustantivo o normativo: Que se compone de los principios fundamentales del Derecho del Trabajo, de las normas sustantivas tendientes a la protección del trabajo subordinado y de las normas que regulan el derecho colectivo.


- Adjetivo: Derecho Procesal del Trabajo.

En el presente trabajo sólo nos referiremos a la parte sustantiva o normativa.


Para tener una perspectiva completa debemos considerar que, como es de público conocimiento, la persona esta dotada de derechos fundamentales5; derechos que en las últimas décadas han adquirido gran preponderancia y que deben ser protegidos por el legislador, en todos los ámbitos y a todo evento; recordemos también que suele decirse que el límite de MI derecho es el derecho de OTRO.

El trabajo exige respeto para la dignidad de quien lo presta. La dignidad humana consiste en los atributos que corresponden al hombre por el solo hecho de ser hombre, el primero de todos es que es un ser idéntico a los demás, de tal suerte que el trabajador tiene el indiscutible derecho de que se le trate con la misma consideración que pretende el empleador que se le guarde, pues no obstante que ambos guardan posiciones distintas en el proceso de la producción, su naturaleza como seres humanos es idéntica y sus atributos también son los mismos.


2. SURGIMIENTO DEL CONCEPTO

La relación de trabajo es uno de los ambientes más propicios para la generación de desigualdades y, en consecuencia, para el abuso de poder de un sujeto sobre otro y la lesión de derechos fundamentales, lo que demanda una adecuada tutela.

En el Derecho del Trabajo se han establecido ciertos principios que lo fundamentan6 , entre los primordiales están: principio protector, primacía de la realidad, buena fe, razonabilidad, irrenunciabilidad, continuidad de la relación, etc. Los principios pueden ser enunciados tanto en la legislación positiva como en la jurisprudencia, sin embargo, poseen sustantividad propia en razón de su generalidad, son de orden público e irrenunciables para el trabajador; se otorgan como mínimos de garantías.

Todos ellos obedecen a la inspiración de la JUSTICIA SOCIAL de la que se sustenta, desde sus inicios, la legislación del trabajo, de ahí que la idea central de ellos es en favor del trabajador y de una u otra manera se relacionan con el concepto de “débil jurídico” o “parte más débil de la relación”.

Este concepto trata de equilibrar la desigualdad; es una figura elaborada doctrinariamente y consagrada en diversas normas jurídicas que mas adelante analizaremos.

¿Quién es o a quién nos referimos cundo utilizamos este concepto? Para señalarlo de un modo más práctico debemos, en primer término, enfatizar que en el derecho del trabajo, la principal dificultad que presenta la relación entre trabajador y empleador viene dada por el vínculo de subordinación y dependencia; vínculo esencial del contrato pero que con su existencia origina grandes desigualdades las cuales, si no fuesen equilibradas, importarían el deterioro de las condiciones laborales de los trabajadores (remuneraciones, prestaciones, vacaciones, derecho a sindicalización, etc). Es por ello que se considera como parte más débil al trabajador. La subordinación puede precisarse desde cuatro puntos de vista:

a) Subordinación Moral: “Prevalencia del empleador sobre el trabajador en virtud de la cual éste le debe lealtad y respeto a aquel”

b) Subordinación Económica: “Prevalencia del capital por sobre el trabajo humano”

c) Subordinación Técnica: “Determinación que el empleador hace acerca de cómo realizar el trabajo por el trabajador, encontrándose este último obligado a acatarlo”

d) Subordinación Jurídica: “Facultad de mando o dirección que tiene el empleador y, por otro lado, la correlativa obligación de obediencia del trabajador”

En los primeros tiempos7, la explotación del trabajador que carecía de los medios necesarios para equipararse al poder económico y social que poseía el empleador hizo tomar conciencia de esa desigualdad. La primera manifestación de la oposición ante la preeminencia de los empleadores fue la creación de agrupaciones o mancomunales obreras las cuales fueron desarrollándose hasta la forma de sindicatos. Las primeras concesiones que se realizan en materia laboral se hacen impulsadas por la Iglesia Católica.

Durante el Período de Industrialización y Capitalismo se establecen Leyes Destinadas a la Protección de la Mujer y el Menor; así en En América, el amparo de la mujer y el menor se concreta en leyes dictadas por casi todos los países del continente durante las primeras décadas del presente siglo pudiendo citar a modo de ejemplo la ley argentina del 14 de octubre de 1907, la ley chilena de contrato de trabajo del 8 de septiembre de 1924 estableciendo como edad mínima 14 años; Colombia, Guatemala, Perú y México regulan las jornadas del menor en un período nunca mayor de las 6 horas interrumpidas por un descanso de duración variable. La prohibición de trabajo nocturno para los menores de 18 años, en Brasil (Código de Menores de 27-2-1914) o en Guatemala, cuya Ley de trabajo prohíbe el trabajo de los menores en ocupaciones nocturnas insalubres o peligrosas, son ejemplos de la preocupación del legislador americano por defender la mano de obra infantil de las distintas naciones. Igual podría decirse la legislación protectora de la mujer, que se dicta ordinariamente en los países de América durante el primer cuarto del siglo pasado, la prohibición de despido de la mujer embarazada; los plazos de descanso previo y posteriores al alumbramiento, la prohibición de trabajos peligrosos, incómodos o insalubres para la madre o para la vida del feto; y, en fin, la prohibición de trabajo nocturno para las mujeres, es norma habitual de la legislación americana del período señalado.

La explotación del trabajador que carecía de los medios necesarios para equipararse al poder económico y social que poseía el empleador hizo tomar conciencia de esa desigualdad. Por ello el legislador creo principios que la compensaran. La necesidad de protección histórica de los empleados fabriles y, luego de todos los demás, muestra que el Derecho del Trabajo se origina por una ESPECIAL NECESIDAD DE PROTECCIÓN.


Couture estima que “el procedimiento lógico de corregir las desigualdades es el de crear otras, de forma tal que los privilegios creados por el legislador le permitan al trabajador recuperar, en el campo jurídico, lo que ha perdido en el campo económico”. Por ello es que, en esta rama del Derecho se abandona la idea de la igualdad jurídica.

El concepto de débil jurídico es la máxima expresión del principio protector en el Derecho del Trabajo., este principio podemos conceptualizarlo como “aquel que en lugar de inspirarse en un propósito de igualdad responde al objetivo de establecer un amparo preferente sobre el trabajador”8

La justificación del principio protector se centra precisamente en la necesidad de dotar al trabajador de los elementos necesarios para que compense su situación de desventaja; tal cono en el derecho común se protege al deudor en este caso se protege al trabajador.

El trabajador es sujeto de protección jurídica. Esta protección se otorga de acuerdo con la naturaleza del trabajo y atendiendo al carácter del trabajador. Igualmente debe preservarse la dignidad del trabajador, considerada como necesidad de respeto a su persona y proporcionarle los medios necesarios para la elevación del nivel cultural, social y material, propios y de la familia; él es la parte más débil de la relación laboral, es quien debe ser protegido de abusos y arbitrariedades.
3. MANIFESTACIÓN Y CONSAGRACIÓN EN DERECHO POSITIVO CHILENO

En la actualidad se habla de la “CONSTITUCIONALIZACIÓN DE LOS DERECHOS LABORALES” que no es otra cosa que “la incorporación de las cláusulas laborales a los textos constitucionales9” lo que les da a estas normas el beneficio de la jerarquía y refleja la importancia que esta materia tiene para la sociedad, pues implica el acceso a los mecanismos de tutela constitucional , entre ellos el recurso de protección y el principio de la vinculación directa.

Las normas en que se refleja este fenómeno son las siguientes:

a) Directamente referidas al Derecho del Trabajo:

Art. 19º Nº 16º.Constitución Política de la República
Art. 19º Nº 17º.Constitución Política de la República
Art. 19º Nº 18º.Constitución Política de la República
Art. 19º Nº 19º.Constitución Política de la República
Art. 20º Constitución Política de la República (en relación a los anteriores)

b) Referidas a la directamente a la dignidad de la persona e indirectamente al Derecho del Trabajo:

Art. 1º Constitución Política de la República
Art. 19º Nº 1º Constitución Política de la República
Art. 19º Nº 2º Constitución Política de la República
Art. 19º Nº 3º Constitución Política de la República
Art. 19º Nº 4º Constitución Política de la República
Art. 19º Nº 9 Constitución Política de la República

En las normas laborales también encontramos normas que consagran directamente el principio protector y la protección de la parte más débil de la relación, entre las más representativas del código del trabajo, están:

Art. 2º Inc 1º “Reconócese la función social que cumple el trabajo...”

Inc. 2º “Son contrarios a las leyes laborales los actos de discriminación”
Inc. final“Corresponde al Estado ampara al trabajador en su derecho a elegir libremente su trabajo y velar por el cumplimiento de las normas que regulan la prestación de los servicios”

Art. 5º Inc.1º: “El ejercicio de las facultades que la ley le reconoce al empleador tiene como límite el respeto a las garantías constitucionales de los trabajadores, en especial cuando pudieran afectar la intimidad, la vida privada o la honra de éstos”.

Inc.2º: “Los derechos establecidos por las leyes laborales son irrenunciables mientras subsista el contrato de trabajo”

Art. 154 Inc. final : “ Las obligaciones y prohibiciones…y en general, toda medida de control, sólo podrán efectuarse por medios idóneos y concordantes con la naturaleza de la relación laboral, y, en todo caso, su aplicación deberá ser general. ,garantizándose la impersonalidad de la medida, para respetar la dignidad del trabajador”.

Art.194º Inc. Final: “Ningún empleador podrá condicionar la contratación de trabajadoras, su permanencia o renovación de contrato o la promoción o movilidad en su empleo, a la ausencia o existencia de embarazo, ni exigir para dichos fines certificado o examen alguno para verificar si se encuentra o no en estado de gravidez”

Además, y en forma más general encontramos:

Normas protectoras del trabajo de menores
Normas protectoras de la maternidad
Normas protectoras de trabajadores con trabajos considerados peligrosos
Normas protectoras de las remuneraciones arts. 54 a 65
Normas que consagran el derecho al descanso
Normas especiales aplicables a ciertos contratos de trabajo como por ej, las normas aplicables a las trabajadoras de casa particular.
Normas que consagran la estabilidad en el empleo (obviamente dentro de ciertos límites)

Y se establecen múltiples normas especiales como la ley de seguro de desempleo ley 19.728, el DL. 3500 que establece normas respecto de la seguridad social del trabajador, o la ley 16.744 que es aplicable frente a los riesgos profesionales.


II PARTE MAS DEBIL DE LA RELACION O DEBIL JURÍDICO: CONCEPTOS FILOSOFICOS RELACIONADOS


1. EQUIDAD Y JUSTICIA

La palabra “Equidad” viene del latín aequitas que a su vez deriva de aequus, igual. equidad. Propensión a dejarse guiar, o a fallar, por el sentimiento del deber o de la conciencia, más bien que por las prescripciones rigurosas de la justicia o por el texto terminante de la ley.

El Diccionario de la Lengua Española, señala que la equidad es la "bondadosa templanza habitual; propensión a dejarse guiar, o a fallar, por el sentimiento del deber o de la conciencia, más bien que por las prescripciones rigurosas de la justicia o por el texto terminante de la ley"; y a su vez se define como "justicia natural por oposición a la letra de la ley positiva”

En el ámbito jurídico es un principio general del derecho, como tal (y enfocado al ámbito del derecho del trabajo) cumple diversos roles, principalmente la integración e interpretación de la ley.

La noción de equidad ha sido arduamente discutida, se han hecho diversos estudios de diversa índole sobre ella10, pero para conceptualizarla en forma clásica citamos la definición de Aristóteles “la justicia aplicada al caso concreto”11; y de un autor más moderno Antonio Vodanovic, quien señala “Es el sentimiento seguro y espontáneo de lo justo y lo injusto que deriva de la sola naturaleza humana, con prescindencia del derecho positivo”. Ambas claramente dan lugar a múltiples interpretaciones, que en general, apuntan hacia el concepto de la igualdad.

La equidad ha sido utilizada en el ámbito del derecho del trabajo12 como elemento interpretativo e integrador, y además es un elemento siempre presente en las resoluciones de la Dirección del trabajo y de nuestros Tribunales de Justicia, especialmente hoy que esta tan en boga el conocer de los asuntos contenciosos fallando “en conciencia” o según las normas de la “sana crítica”.

Justicia se le ha entendido como la “constante y perpetua voluntad de dar a cada uno lo que le corresponde” o en términos más sencillos el “dar a cada uno lo suyo”. Este concepto tan genérica cobra expresión en dos tipos de justicia reconocidos: la conmutativa, que es un remedo del principio de reciprocidad, que exige dar en contraprestación otro tanto de aquello que se ha recibido como prestación de forma proporcional, y la distributiva, concepto más amplio, que hace referencia a la solidaridad con los más débiles de la sociedad, a cuyo fin se procurará una cierta redistribución de cargas y ventajas de acuerdo a sus necesidades con el objeto de paliar y suprimir las desigualdades que son independientes de los méritos y el esfuerzo personal o su contribución social. igualdad.

Estas ideas adquieren expresión concreta en el Derecho positivo, primero a través de las constituciones que reconocen el valor de la justicia como fundamental del ordenamiento jurídico, junto a la libertad, la igualdad y el pluralismo político, valores que, a la vez son expresiones de la justicia. Sin embargo, no es posible el disfrute de tales valores sin la provisión de los medios necesarios para el pleno desarrollo de la personalidad individual, familiar y social. Para lograr tal A tal fin, suelen las constituciones reconocer de forma ordinaria la propiedad y con ella otros derechos reales limitados, siempre que respondan a una función social, entendida como feliz combinación de los intereses individuales y colectivos, de forma que en un justo equilibrio, pueda generarse una progresiva evolución de la calidad de vida, traducible en un derecho al trabajo, a una vivienda digna, al disfrute del medio ambiente, a la cultura y la educación entre otros.

Un autor nos señalaba que “el Derecho es el conjunto de las ordenaciones generales para la vida humana en común. El fin último del Derecho es la realización de la justicia. Pero la justicia es un concepto bastante vago e indeterminado. Exige que quienes son iguales sean tratados de manera igual, y quienes son diferentes de manera diferente; pero deja sin resolver dos problemas: primero, el del criterio con arreglo al cual haya de determinarse la igualdad o desigualdad, y segundo, el modo particular de trato jurídico al que deban ser sometidos tanto los iguales como los desiguales”13

Ahora debemos relacionar ambos conceptos con la labor del juez , sabemos que el legislador le entrega a éste normas de derecho positivo, pero en su aplicación y en la labor integradora del derecho, el juez no puede limitarse solo a aplicar la norma positiva precisa., pues la ley se dicta para casos generales, abarca en abstracto una situación y la regula o la sanciona, dependiendo del tipo de norma que se trate, pero ese proceso que, según algunos, no pasa de ser meramente descriptivo, el juez debe adecuarlo a una realidad concreta llena de circunstancias las cuales pueden incluso hacer variar sustancialmente la situación normativa. Es en estos casos en que el juez debe ayudarse de los principios ya enunciados, debe juzgar con equidad para encontrar la justicia en el caso concreto.

Esto es lo que algunos autores denominan el “juicio de equidad” que se define como14”Aquel procedimiento de la prudencia judicial a través del cual se establece la solución justa, mediante la búsqueda del título y sus fundamentos en el ordenamiento natural cuando la ley positiva es inaplicable al caso concreto o cuando su aplicación conduce a una solución injusta” . “Y es función del juez emitir juicios de equidad porque su rol social no es la aplicación mecánica de la ley, sino la realización de la justicia, esto es la declaración de qué es lo suyo de cada cual”15

¿Qué es lo que se hace entonces en derecho del trabajo?, el juez acepta el concepto de parte más débil de la relación y aplica su criterio para equilibrar la norma específica y darle aplicación en el caso concreto, es por ello que, muchas veces al analizar jurisprudencia esta puede resultarnos paradójica.

Recordemos que entre los fines del derecho del trabajo está la especial protección del trabajador dependiente basado en un ideal de justicia social., siendo uno de los propósitos fundamentales el “compensar con una superioridad jurídica la inferioridad económica del trabajador”16

Se dice que,”en general, todo sistema jurídico es proteccionista en último término de la paz social”.17

III PARTE MAS DEBIL DE LA RELACION O DEBIL JURÍDICO: ACTUALES TENDENCIAS DOCTRINALES Y JURISPRUDENCIALES


1. TENDENCIAS DOCTRINALES

El derecho del trabajo por su esencia, proteccionista. Actualmente dicho proteccionismo es cuestionado.

Aunque la mayoría de la doctrina actual, continúa con la firme idea de que el principio protector debe continuar manifestándose para que no se lesionen los derechos de los trabajadores18, existen autores que han cuestionado esta situación, así por ejemplo, Mario Antonio Lobato de Paiva19 ha señalado “Nuevos son los desafíos presentados, nuevos problemas a enfrentar, por eso es imposible pretender que continúe el Derecho del Trabajo desempeñando el mismo papel, por más eficiente que antaño se haya presentado, ya que, continuar con la misma estructura protectora Estatal sería condenarlo a la ineficacia”

El proteccionismo en general, ha sido latamente condenado por la doctrina, pese a que muchos apoyan la protección en el Derecho de Trabajo, solo lo hacen mientras esta compense la desigualdad en que se encuentra el trabajador, pues este es su fin último, la protección del débil jurídico. “La ley social que pone al asalariado por encima del empleador, se desvirtúa a sí misma, puesto que el propósito del Derecho del Trabajo no es otro que el de ubicar a ambos contratantes en un plano de igualdad. Si protege al trabajador, es precisamente con el propósito de neutralizar, hasta donde sea posible, el manifiesto desnivel socio-económico impuesto por la realidad entre uno y otro”20

Berardo Elgueta Navarro21, analizando la evolución del proteccionismo en el Derecho del Trabajo concluye que “la protección brindada por la autoridad por la vía legislativa es supletoria de lo que puede procurarse el propio trabajador mediante la negociación directa con el empleador”, sin embargo, hace notar que en las actuales condiciones la autoprotección que nace del contrato individual es insuficiente, valorando mucho más la que nace de los procesos de negociación colectiva “La negociación colectiva se abre camino como un medio eficaz para que se genere un derecho laboral proteccionista y autogenerado por quienes participan en la relación de trabajo”. Lo cuaL a nuestro juicio nos parece bastante sensato, principalmente porque en los últimos años ha existido una expansión del derecho sindical que ha originado incluso casos como la contratación colectiva atípica que es un medio para darle un paso más fluido y eficaz a la negación.22La unión hace la fuerza reza un dicho popular, y, al parecer, en este caso es así, y no solo la unión sino, por sobre todo, la organización.

Algunos optan por ver al Derecho del Trabajo como un instrumento para cumplir otros fines que van más allá de la protección del trabajador, señalan que este tiene por fin último “la transformación paulatina del orden social existente23”, se centran el la idea, algo utópica a mi juicio24, de la cooperación del empresario con miras al logro de un progreso común, juntos llegan a un fin común : la producción.


2. TENDENCIAS JURISPRUDENCIALES

Existe múltiple jurisprudencia, tanto administrativa como judicial que, demostrándonos la existencia del concepto de débil jurídico, se manifiesta en conformidad a él. Así, a modo de ejemplo, citaremos una serie de normas relacionadas con los diversos ámbitos de protección al débil jurídico o parte más débil de la relación, tanto dictámenes de la Dirección del Trabajo como Jurisprudencia Judicial :

- Dirección del Trabajo Dictamen 5.516/326 4 de noviembre 1999: “ El derecho del trabajador al pago de la remuneración nace a la vida jurídica en el momento mismo en que se efectúa la prestación como un derecho puro y simple sin que le pueda afectar limitación alguna”

- Dirección del Trabajo Dictamen 2.501/187 1 de junio 1998 : “ No admite el legislador en relación a las materias protegidas por éste, la decisión unilateral del empleador para modificar una cláusula del contrato de trabajo”

- Corte Suprema 22 de agosto 2002: “Pese a que la irrenunciabilidad de los derechos establecidos por las leyes laborales que se contempla en el Art. 5º del código del trabajo no es posible que el trabajador acepte el despido ni que renuncie mientras no se paguen en su totalidad las cotizaciones previsionales correspondientes al contrato, el cual, por lo tanto, subsiste”

- Corte Suprema 21 de marzo 1991: “Reconoce la existencia de la figura de la relación laboral tácita respecto de una mujer que, por la costumbre, se ha transformado en portera de un predio del cual su marido es trabajador efectivo, pese a que el empleador niegue el vínculo por ser la demandante carga familiar de su trabajador. El vínculo laboral efectivamente existe.”

- Corte Suprema 17 de marzo 2005 : “Establece que la prueba que se presenta en juicios de derecho del trabajo se aprecian conforme as la sana crítica que es aquella que nos conduce al descubrimiento de la verdad por los medios que aconseja la recta razón y el criterio puesto en juicio donde los sentenciadores deben asesorarse por sus conocimientos técnicos, su experiencia personal, la lógica del sentido común, el buen juicio y la recta intención”

- Corte de Apelaciones de Santiago 10 de junio 2005 : “Reconoce el daño moral por accidente laboral”

- Corte de Apelaciones de Santiago 7 de enero 2005 : “El estado de gravidez constituye impedimento legal para poner término al contrato de trabajo, aunque haya sido voluntario el finiquito, cuando la trabajadora ha ignorado su embarazo”

De los fallos transcritos y de otros múltiples fallos revisados que no quise incluir por razones de espacio se refleja claramente que el principio protector se considera totalmente vigente en nuestra legislación, pero moderado, respetando a la vez los derechos de los empleadores.

CONCLUSIÓN


Pese a que el concepto de débil jurídico esta presente en forma general en las distintas ramas del derecho su aplicación y utilización como base nunca ha sido tan manifiesta como en el caso del derecho del trabajo.

Deriva directamente del principio protector que es el principio que traduce la inspiración primordial del Derecho del Trabajo: la protección al trabajador. y le da un tratamiento diferenciado a éste, recordemos que la finalidad del derecho del trabajo esta comprendida en la idea de respeto a la dignidad del trabajador. Mientras otras ramas del Derecho se preocupan por establecer una paridad entre las partes involucradas, ésta, desde sus inicios históricos ha tendido a proteger a la parte más débil de la relación bilateral: el trabajador; su objeto primario es el equilibrio entre los factores de la producción, empleador y trabajador.

Es lógico que debe existir un equilibro entre la protección que se le da al trabajador, en caso contrario, estaríamos frente a una regulación injusta, debe, por tanto, el legislador tener mucha precaución en el caso concreto, recordemos que la desigualdad busca producir un equilibrio y no otra desigualdad.

Actualmente la preponderancia del empleador no es en ningún caso absoluta puesto que, a través de las distintas legislaciones, se han establecido diversas limites a ello, más aún con el fenómeno de la globalización que, ha obligado a incluir en las legislaciones normas protectoras para realizar negociaciones bilaterales o multilaterales.

Al respecto, aún queda mucho por hacer, según algunos autores, sin embargo, pese a que es importante la igualdad es al finalizar este trabajo que realizo una prevención, sin querer caer en el alarmismo, las normas que se dicten al respecto deben ser moderadas, principalmente en nuestro país en que no solo existen las grandes empresas empleadoras, sino también los pequeños y medianos empresarios, quienes, no están en condiciones de pagar las, muchas veces, exorbitantes indemnizaciones que imponen nuestros tribunales.


BIBLIOGRAFIA

MONTES DE OCA SANTIAGO BARAJAS “DERECHO DEL TRABAJO”. UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO, 1990

ORTIZ ESCOBAR JORGE “BREVES REFLEXIONES SOBRE EL CONTRATO DE TRABAJO”.MONOGRAFÍAS UNIVERSIDAD DE VERACRUZ.

SQUELLA NARDUCCI AGUSTÍN “DERECHO Y MORAL ¿TENEMOS OBLIGACIÓN MORAL DE OBEDECER EL DERECHO?”. EDEVAL. VALPARAÍSO. 1999. SEGUNDA EDICIÓN.

D’ORS ALVARO. “DERECHO Y SENTIDO COMÚN. SIETE LECCIONES DE DERECHO NATURAL COMO LÍMITE DEL DERECHO POSITIVO”. EDITORIAL CIVITAS S.A. MADRID (ESPAÑA). 1995.

UGARTE CATALDO JORGE LUIS. LIZAMA PORTAL LUIS. “INTERPRETACION Y DERECHOS FUNDAMENTALES EN LA EMPRESA”. EDITORIAL JURIDICA CONOSUR LTDA. SANTIAGO DE CHILE, NOVIEMBRE 1998

GAMONAL CONTRERAS SERGIO “CIUDADANÍA EN LA EMPRESA O LOS DERECHOS FUNDAMENTALES INESPECÍFICOS” FUNDACION DE CULTURA UNIVERSITARIA. JULIO 2004 1ª EDICIÓN

MARTÍNEZ COCO ELVIRA “LAS CLAUSULAS GENERALES EXONERATIVAS O LIMITATIVAS DE RESPONSABILIDAD” REVISTA PERUANA DE DERECHO DE LA EMPRESA “RESPONSABILIDAD CIVIL Y EMPRESA” N° 40. 2005

CODIGO DEL TRABAJO. EDITORIAL JURÍDICA DE CHILE. 2005

CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE LA REPÚBLICA. EDITORIAL JURÍDICA DE CHILE. 2006

TORRES MERCADO CHRISTIAN. “RECURSO DE PROTECCIÓN EN MATERIA LABORAL Y SU ANÁLISIS JURISPRUDENCIAL EN LAS CORTES DE APELACIONES DE TALCA, CONCEPCION Y TEMUCO. TESIS PARA OPTAR AL GRADO DE LICENCIADO EN CIENCIAS JURIDICAS Y SOCIALES. UNIVERSIDAD DE CONCEPCION. 2002

GACETA JURÍDICA ENERO A DICIEMBRE AÑO 2005.

BEZANILLA BOLOÑA, MAURICIO “ALGUNAS CONSIDERACIONES ELEMENTALES ACERCA DE LOS FINES U OBJETIVOS DEL DERECHO DEL TRABAJO” REVISTA DE DERECHO UNIVERSIDAD CATOLICA DE VALPARAÍSO. TOMO XV. 1993-1994

GAMONAL CONTRERAS, SERGIO. “LA REFORMA AL DERECHO INDIVIDUAL DEL TRABAJO EN LA LEY A9759: ENTRE LA EQUIDAD Y EL MERCADO APARENTE” REVISTA LABORAL CHILENA. NUMERO 108. JUNIO 2002

0 Comments:

Post a Comment

<< Home